Poesía social, resistencia-femenista

Nosotr@s, ell@s...

Nosotr@s, ell@s...

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape

Mexico lindo

México esta en mis tenis desgastados

cuando limpio la oscuridad de mis manos

sin rechinar los dientes,

ahora que juego al exilio

en un país de nieve

Sin titulo

Sujeto este temblor sin nombre

mi corazón contra la tierra;

la huida de una muchacha que no fue violada

en la película e moda,

yo convertida en tropezón.

Cuántas veces mas el corazón contra a tierra sin morirse.

I. Pedroza Alba.

I. Pedroza Alba.

Zona Prohibida II

“Mas alla de cualquier zona prohibida hay un espejo
Para nuestra triste transparencia”
A. Pizarnik.

Estos poemas saltan, hacen teatro

y cortometrajes con sueños indocumentados

se describen venganza, fantasía

protesta a modo de introducción.

Doy un grito de metal inoxidable,

duelen los desechos tóxicos de las puntas de mis dedos

que el patrón llama basura.

Fotografia, Marquesa Alba.

Fotografia, Marquesa Alba.

Hay poemas que escribo con sudor cotidiano, en mesas vacías, hay poemas que escapan mas rápido que ratas y se me queman en la estufa, así armo esta antología de infiernos, de rodillas, con un blues llorando sobre mis hombros y un arpa que se rompe con mis pasos que se pierden en el equinoccio en una brújula sin época.

Un desierto de nubes se avecina desolado

contra reloj

cuando una voz de mujer cierra los ojos de dios

y desata una tormenta de luz y de horizontes.

Escribo, si se va la noche,

si atentan contra el alba,

si ya no es posible articular palabras.

Tengo una colección privada de moretes de la garganta hasta los pies,

una violeta suicida cantando,

un mapa en donde al otro lado del mundo

ya soy libre.

A Elsa Beatriz Pedroza

Compartimos culpas, penitencias y con dios

la fragilidad de las manos, un apretón de manos

cuando el pan es solo una memoria

compartimos imposibles.

Duermo entre niños que venden chicles

que tragan fuego, que dan la infancia por un peso

que hacen maniobras con galaxias y cometas

en las esquinas.

Mis pies deshechos son de piedra cuando

una furia infantil crece y crece sin parar

cuando no hay quien constate mis pasos sobre

las tinieblas…

México esta en mis tenis desgastados

cuando limpio la oscuridad de mis manos

sin rechinar los dientes,

ahora que juego al exilio

en un país de nieve….

Delirio sin nombre

El fin de su mundo fue la ultima gota de wisky,

sus zapatos de tacón despintados y su esqueleto embriagado,

lo que quedo de una mujer,

su rostro amarillo y una carta sin nombre su única

identificacion.

A la hora de su muerte la jefa de enfermeras la dio de alta

con el numero 00971.

Terapia

Por la interpretación de mis sueños, pague una fortuna,
llegue tarde al presente, el espejo era el futuro hasta que de un sueño profundo me arranque el corazón y le pregunte a Freud, ¿y donde esta el suyo?

Si odio el carro ultimo modelo del patrón, sus camisas de cien dolares, esta de mas, dicen los intelectuales, si maldigo a sus hijos que estudian en París y a su perro que va a la escuela, si escribo que mi salario no alcanza para ir al cine, ni para el dentista de mi madre, no importa dicen.
Yo ignorante tercermundista, escribo con mi segundo grado de desnutrición, lo que ya esta dicho, lo que nada importa, dicen.

Esperanza

Me llamo esperanza

Crezco en una casa de cartón, calzo huaraches de plástico apretados,
mi selva es un foco rodeado de insectos que se alimentan de mi sangre, cada mañana, salgo de la noche que gotea luciérnagas sobre mis vestidos viejos, dice mi hermano que soy la loca del barrio.


Mi padre

Mi padre

Mi padre es ese señor de camisa vieja, el que siempre paga contando sus ultimas monedas, de niño nunca tuvo un perro, ni una habitación propia, trabaja de siete a ocho, siete días a la semana, es ese viejo que camina  como yo.

Perdida


No hablo ingles en California, y me llaman accidente nocturno, mujer no identificada, soy una dirección en español que nadie entiende; pensé que ya era invisible, muda, hasta que espanté  a un gato que se acariciaba con la luna en un barrio latino.

M.Alba

Sujeto este temblor sin nombre

mi corazón contra la tierra;

la huida de una muchacha que no fue violada

en la película e moda,

yo convertida en tropezón.

Cuántas veces mas el corazón contra a tierra sin morirse.

Esperanza

Mi historia

Dejame decirte la historia de mi cuerpo; esta herida temblorosa

se llama corazon, tuve piernas no estos tornillos metidos a la fuerza,

brazos, no esta velocidad mecanica, una espalda, no esta muleta vieja.

Mi sombra fue el universo al caer el dia bajo tu mirada.

Cuando salia del cine y de mis diecisiete años,

todos eran sospechosos, no hubo denuncia,

solo un grito que no acaba y un morete que

aun arde entre las piernas.

Pienso

Ya tengo el rostro, el pecho, el corazón de mujer

sobre vuelo el mundo, rebaso mi alba-atroz

ya casi soy un descubrimiento del mundo.

…pienso, dijo, grito…

No estoy sola

No es cierto que soy una vieja sola, abandonada fui un hombre de fuego, en el desamor un desierto que florece, sin cansancio la mano que perfila el horizonte, una y otra vez la alegría.

A los treinta años
Mi soledad de cantera dobla sus rodillas ante la lenta combustión de mis deseos, amanezco a diario manicomio de palomas ciegas, refugio olvidado que muere de hambre.

A los seis años la caída de los dientes.

los primeros dolores

el estomago, la garganta

pequeños visitantes nocturnos

también toda la vida

para mordisquear una manzana.

Tengo un animal muerto en la garganta,

impregnado de angustia,

que revienta su costumbre.

Ni estrellas azules,

ni rosas rosas,

ocultan el blues en que me torno

metal.

Eva enmohece en los zapatos,

oprime los índices,

las manos de a centavo.

Atranca el día.

quiere la luna,

mar y cosas.

Pero le juegan matatena.

Mini-mini

Mini autobiografía

Mini voces mini poesía

Mini vestidos mini mariposa

Mini errores mini mar

Mini exilios mini censura

Mini café mini señora

Mini dinero mini lunas

Mini jardín mini frases

Mini nombres mini sandias

Mini cuentos mini perros

Mini sombras mini nubes

Mini mentiras.

Créanme,

este vientre fracturado

también tiene su historia.

Dibujo flores azules color sangre,

niños haciendo de la luna un papel urgente

para retrasar el desmayo de mi piel,

para llevar la cuenta de los desaparecidos

y no reconocer mis entrañas acribilladas

ni mi cuerpo.

Mi super yo

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s